No lo llame “saboteo”, llámelo “sabotaje”

Saboteo eléctrico
La vocería del chavismo en Venezuela ha denunciado por estos días un supuesto “saboteo eléctrico” haciendo referencia a la crisis de la energía eléctrica que sufre el país.

La vocería del chavismo en Venezuela ha denunciado por estos días un supuesto “saboteo eléctrico” haciendo referencia a la crisis de la energía eléctrica que sufre el país. Decidido a no asumir sus responsabilidades en la gestión de gobierno, el chavismo insiste en el argumento de que esta situación ha sido ocasionada por factores externos que estarían perjudicando el sistema eléctrico.

Google registra que “saboteo eléctrico” aparece en más de treinta mil resultados, la mayoría de los cuales reflejan declaraciones o artículos de prensa originados en ese sector político.

Saboteo eléctrico
Google registra que “saboteo eléctrico” aparece en más de treinta mil resultados, pero lo cierto es que la expresión es un enorme error.

Pero lo cierto es que la expresión es un enorme error (y no sólo porque se trata de una pueril estratagema del chavismo para endilgarle a otros la culpa de la crisis energética venezolana).

¿Y entonces, “saboteo” o “sabotaje”?

“Saboteo” es la forma verbal en primera persona del singular del verbo sabotear. Recordemos cómo se conjuga:

Yo saboteo

Tú saboteas

Él sabotea

En la expresión “saboteo eléctrico”, se la convierte erróneamente en sustantivo. En realidad es un “falso sustantivo”, la conversión en sustantivo de una palabra cuya razón de ser es cumplir otras funciones. Y es una conversión sin sentido, pues ya existe un sustantivo que define el acto de infligir daños a instalaciones, bienes o procedimientos, y ese sustantivo es sabotaje, como bien lo explica el Diccionario de la lengua española al exponer sus dos acepciones:

  1. (nombre masculino) Daño o deterioro que se hace en instalaciones, productos, etc., como procedimiento de lucha contra los patronos, contra el Estado o contra las fuerzas de ocupación en conflictos sociales o políticos.

  2. (nombre masculino) Oposición u obstrucción disimulada contra proyectos, órdenes, decisiones, ideas, etc.

¿De dónde viene el sabotaje al sustantivo “sabotaje”?

El error no es de ahora: ya en los tempranos años de su primer mandato, Hugo Chávez Frías popularizó el uso del falso sustantivo “saboteo” en discursos y declaraciones públicas (algo que también se puede verificar con Google).

Tampoco es exclusivo de la clase política, claro. Hasta donde sabemos, el uso de “saboteo” como sustantivo en Venezuela es jerga juvenil de los años 80 del siglo pasado (y quizás de un poco antes). Incluso era frecuente que un docente increpara a una clase particularmente inquieta: “¡Dejen ya el saboteo!”. En ese contexto, “saboteo” es equivalente a desorden, disturbio o, para seguir con los venezolanismos, guachafita.

Para todo lo demás, no lo llame saboteo, llámelo sabotaje.

Somos correctores de textos y correctores de estilo, estamos en Venezuela y te corregimos lo que quieras. Haz clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.